Un hombre cocina una pizza en un volcán humeante

El volcán Pacaya de Guatemala lleva en erupción desde febrero, manteniendo a las comunidades locales y a las autoridades en alerta máxima.


Pero para David García, las corrientes de lava fundida que rezuman por la ladera de la montaña se han convertido en su cocina.

García, un contable de 34 años, sirve “Pizza Pacaya” cocinada en la roca volcánica humeante a turistas y lugareños asombrados.

“Mucha gente viene hoy a disfrutar de la experiencia de comer pizza hecha sobre el calor volcánico”, dijo García a la AFP desde una zona rocosa que conduce al cráter de Pacaya, y que ha convertido en su lugar de trabajo.

En su cocina improvisada, García extiende la masa en una bandeja metálica que resiste temperaturas de hasta 1.000 grados centígrados y la unta con salsa de tomate, una generosa ración de queso y trozos de carne.

Con ropa protectora desde la cabeza hasta sus botas de estilo militar, García coloca la pizza sobre la lava.

“Ya está hecha, sólo hay que dejar que el queso se derrita un poco más”, anuncia 10 minutos después.

“¡Qué buena pinta tiene esa pizza!”, exclama uno de los turistas mientras el queso burbujea.

La cocina de García se ha convertido en un imán para los turistas que abren el apetito subiendo al enorme volcán -uno de los tres que están activos en Guatemala- situado a sólo 25 kilómetros (15 millas) al sur de la capital.

Comenzó a hornear pizzas en la ladera de la montaña en 2013 en pequeñas cavernas que encontró entre las rocas.

“No vendí mucho los primeros días”, dice García, cuya fama se ha extendido ahora por las redes sociales.

En las últimas semanas, con Pacaya escupiendo regularmente roca fundida, comenzó a cocinar las pizzas directamente sobre la lava en movimiento, algunas de las cuales se han acercado a centros de población.

Se trata de una empresa potencialmente arriesgada, dadas las columnas de ceniza volcánica lanzadas al cielo por la bestia enfurecida, a la que algunos aldeanos locales rezan, suplicándole que desista.

“Comer una pizza cocinada en las brasas de un volcán es alucinante y único en el mundo”, dice Felipe Aldana, un turista que prueba una de las especialidades de García.

Se enteró de la existencia de la pizzería en Facebook y pensó: “Tengo que vivir esta experiencia”.